3 mitos que ponen en riesgo tu empresa familiar

Elaine King

A lo largo de mi carrera he trabajado con más de 1,200 familias de alto patrimonio. Muchas de sus preocupaciones se centraban en 3 áreas:

  1. El tema sucesoral y el desempeño de la persona encargada no solo de la empresa, sino de la familia.
  2. La preocupación sobre cómo se desempeñará la siguiente generación.
  3. Aprender a mitigar una ruptura familiar por factores emocionales (cuando se han tomado decisiones en las que están de por medio la familia y la empresa).

Siguiendo estos patrones pude detectar algunos mitos instalados en muchas familias latinoamericanas. Me atrevo a compartirlos ya que coinciden con el resultado de una encuesta que conduje con asesores de empresas familiares hace unos años. Estos mitos son tres…

MITO 1

LAS FAMILIAS SON HOMOGÉNEAS

Se dice que los latinoamericanos se dejan llevar por la emoción y que la familia muchas veces está por encima de la empresa. Y muchos piensan que si el asesor es latinoamericano debe de entenderlo todo porque es de la región. Sin embargo, según la teoría Bowen de dinámica familiar, cada familia depende del nivel de madurez de los individuos que la integran, por ello no se debe generalizar. De otro lado, la cultura interna de cada familia está compuesta por sus valores, misión y política y es más fuerte que la cultura externa. Por eso muchas familias, sin importar de qué país sean, pueden actuar tanto dentro como fuera de los comportamientos “típicos” que se asignan a su origen.

MITO 2

A LAS MUJERES LATINOAMERICANAS SE LES DEBE PROTEGER

Este mito se refiere a protegerlas respecto a los planes sucesorales, involucrando a sus hijos en la empresa para que ellos la manejen y estén incluidos en estos planes directamente. Pero sucede que en promedio las mujeres vivimos de 7 a 10 años más que los hombres. Y por eso es altamente probable que la mujer herede el patrimonio con algunos derechos revocables antes que los hijos. Evaluar el proceso paso por paso es algo importante y debe ser comunicado a todos los miembros, sin perjudicar a nadie en el camino.

MITO 3

ENCARGAR A LOS HIJOS ASUNTOS MENORES

Se cree que esta es la mejor forma de enseñar a los hijos el valor del dinero. Muchas familias les dan roles que, en caso de que cometan algún error, no afecte mucho el rendimiento de la empresa familiar. Sin embargo, la mayoría de las personas de esta generación (los millennials) le dan importancia al propósito de su trabajo (el 77% de las veces según el último estudio de Delloitte), y al grado de sostenibilidad e impacto final que están aportando. Muchas veces el impacto social y el rendimiento económico tienen el mismo peso para esta generación.

¿Cómo resolver conflictos en tu empresa familiar?

¿CÓMO CONTRARRESTAR ESTOS MITOS EN TU EMPRESA FAMILIAR?

Estos mitos sirven para ilustrar que en las finanzas familiares y empresariales se debe ser transparente en la comunicación de planes a futuro, involucrar —si es posible— a todos los miembros y tomar en cuenta el rol de la mujer en la empresa. Un reciente estudio de EY arrojó que el 70% de las empresas alrededor del mundo están considerando mujeres para ser las siguientes CEO’s de sus empresas. Involucrar a todas las mujeres en roles activos es imprescindible para seguir compitiendo, y es algo que los planes sucesorales debe tomar en consideración, dándoles facilidades y entrenamiento adecuado. Adaptarse a estas tres realidades permitirá a la familia seguir evolucionando con éxito en el ámbito empresarial.

4531 Ponce de León STE #200
Coral Gables. FL 33146, USA.
Elaine King - Family and Money Matters™ 2021
chevron-down-circle