Educación financiera: empodera a tu siguiente generación

Elaine King

El 93%* de los niños aprende los hábitos financieros de sus padres. A menudo el ejemplo mostrado no incluye prácticas sanas. La mejor herencia que puedes dar a tus hijos en vida es el capital intelectual, es decir, las habilidades asociadas con una cultura financiera responsable. Este también es un aspecto importante del legado familiar. De este modo, les darás más herramientas para que puedan alcanzar sus metas. Recuerda cuando soñabas con crear tu empresa, esa motivación y esa energía se transmiten, y si a eso le sumas una educación financiera su probabilidad de ser exitoso será aún mayor. Puedes empezar con una combinación de tareas y refuerzos positivos (recompensas). A continuación te propongo algunas dinámicas lúdicas para enseñar a tus hijos 4 ideas fundamentales.

Idea 1

El valor del dinero y de la gratificación pospuesta

Nacimos con un impulso inherente para reaccionar sin considerar las consecuencias a largo plazo, por eso es necesario explicarle a los niños el valor de la paciencia. Por ejemplo, cuando el niño pida algo, antes de dárselo enséñale a esperar unos minutos usando un cronómetro. Si pide cosas más grandes propónle una espera de tiempo mayor para transmitirle el concepto de gratificación pospuesta, usando metas con fechas en un calendario. También es importante enseñarle que el dinero se gana con esfuerzo, hay formas creativas de demostrarle esto con tareas diarias en casa.

Idea 2

La importancia de tener metas claras de ahorro

Para que ahorrar tenga sentido, debes proponerle a tu hijo una meta realista con un plazo de tiempo específico. La idea a reforzar es esta: “Antes de gastar es necesario ahorrar”. Puedes explicarle que si ahorra tan solo 2.7 dólares cada día, al cabo de un año podrá tener casi 1,000 dólares. También es necesario establecer una meta de ahorro con el niño para comprar algo que desee, como un juguete. Considera algún incentivo para el cumplimiento de las metas, como darle el 50% del valor ahorrado para ayudarle con su objetivo.

Idea 3

La diferencia entre ahorrar e invertir

Para una buena educación financiera, tu hijo debe aprender que el enemigo número uno del ahorro es la deuda, pero también necesita aprender que existe una “deuda positiva”, la que gana valor con el tiempo (por ejemplo, un préstamo para un negocio). Ahorrando un poco a la vez e invirtiendo sabiamente, el dinero puede crecer significativamente con un interés compuesto. En este caso el mensaje a transmitir es: “¡Pon tu dinero a trabajar!”. Pueden usar un simulador de inversiones como Yahoo Finance, crear juntos un portafolio virtual, y escoger acciones de alguna empresa que llame su atención (Apple, Disney, etc.). Si en la dinámica participan varios niños pueden comparar a fin de mes sus portafolios, y ver a quién le fue mejor, averiguar las razones, etc.

3 Decisiones para invertir en familia

Idea 4

El efecto exponencial de compartir

Proteger el dinero es crítico para el bienestar, pero también compartirlo. Compartir tiempo y recursos con la comunidad es una experiencia invaluable para los miembros jóvenes de la familia, porque les enseña el impacto positivo que pueden tener en los demás. Por ejemplo, después de haberles dado un pago por realizar las tareas de casa, planeen qué porcentaje podrían compartir, y escriban a qué causa lo quieren destinar y por cuánto tiempo. El libro “Saltarín y las cuatro palabras clave para una familia unida”, publicado por Santillana/Penguin Random House, enseña todas las estrategias que hemos mencionado, contándonos la historia de una familia de golondrinas que vive en las Islas Galápagos, una manera divertida y didáctica de comprender 4 conceptos: Usar, Guardar, Sembrar y Compartir.

Recuerda que tu ejemplo modela las actitudes que los niños tendrán con respecto al dinero. Una educación financiera es parte esencial del legado que les dejarás.

*Fuente: ICR por USA Today, estudio de 500 menores y 500 padres.

TIPS

  • El valor de la gratificación pospuesta se utiliza para planificar a largo plazo.
  • El ahorro se fomenta dándole al niño un porcentaje de su meta como motivación.
  • El valor de invertir se enseña con un simulador virtual.
  • El efecto invaluable de compartir empieza en casa.
  • El libro “Saltarín y las cuatro palabras clave para una familia unida” ayudará a implementar estas estrategias.
4531 Ponce de León STE #200
Coral Gables. FL 33146, USA.
Elaine King - Family and Money Matters™ 2021
chevron-down-circle