¿Es un dictador tu jefe?

Elaine King

¿Qué puedes hacer si el director del negocio de tu familia actúa más como un dictador tóxico que un líder positivo?

Quizás tu jefe está acostumbrado a estar a cargo. Tiene sentido porque en una empresa familiar, el jefe no solo está a cargo de la empresa, sino que también es el patriarca o matriarca de la familia. O tal vez tu jefe siempre ha tenido una personalidad controladora y esto se deja ver en el entorno laboral. ¿Cuáles son las señales que indican que tu jefe se ha convertido en un dictador tóxico?

Responde estas preguntas para averiguar si tu jefe es un dictador:

1. Tu jefe cometió un error. Cuando le dicen:

a. Tu jefe admite su error y se disculpa.

b. Tu jefe culpa a un empleado por el error.

c. ¡El jefe nunca se equivoca!

2. En una reunión, un miembro del equipo sugiere una idea diferente al plan del jefe. Tu jefe:

a. Discute la nueva idea abiertamente con el equipo.

b. Sugiere que la idea debería considerarse en otro momento y sigue adelante.

c. Se burla de la idea y del miembro del equipo que hizo la sugerencia.

3. Hiciste una gran presentación con un cliente y lograste que firmara un contrato. Tu jefe:

a. Te felicita por un trabajo bien hecho.

b. No hace ningún comentario.

c. Toma el crédito por la presentación y el contrato.

Tus resultados: Si obtuviste más de una c., tu jefe es un dictador. Si obtuviste b.'s y c.’s, tu jefe está en camino de convertirse en un dictador. Si obtuviste más de una a., te libraste. Tu jefe no es un dictador.

Si el jefe de tu empresa familiar se ha convertido en un dictador o exhibe algunos rasgos similares a los de un dictador, puede ser difícil lidiar con él. Los jefes dictadores son controladores, egocéntricos y lideran por medio de infundir el miedo en los demás. ¿Entonces qué puedes hacer? Aquí hay cuatro estrategias para ayudarte a sobrevivir con un jefe dictador:

1. Ver lo positivo

Incluso una dictadura dentro de tu empresa puede lograr resultados positivos. Por ejemplo, las decisiones se pueden tomar más rápidamente. Además, las dictaduras pueden ser positivas en empresas con trabajadores sin experiencia que necesitan que se les diga exactamente qué hacer. Si notas estas circunstancias, trata de ver lo positivo en lo que hace tu jefe.

También puedes ver los aspectos positivos de las acciones o palabras de un dictador al inferir su verdadero significado. Por ejemplo, en un evento reciente, hablé con algunos miembros de la segunda generación de una empresa familiar. Eran hermanos y su negocio estaba relacionado con la construcción. Durante algún tiempo, los hermanos habían presionado a su padre para que ofreciera edificios ecológicos a sus clientes. Siempre se burló de la idea, hasta que un día, los hermanos firmaron con un gran cliente en base a esta idea. Más tarde, cuando el padre se reunió con el nuevo cliente, dijo que él había pensado en la idea del edificio verde. Los hijos bondadosos me dijeron: "¡Es el mayor cumplido que nos dará!". En este ejemplo, los hijos sabían que su padre nunca les diría "¡buen trabajo!" directamente. Al inferir que estaba orgulloso de ellos cuando tomó el crédito por su idea, los hijos vieron el lado positivo de su comportamiento dictatorial.

2. No lo tomes como algo personal

Si tu jefe siempre te reprende a ti y a los demás o usa lenguaje negativo, probablemente no sea una reflexión sobre ti o tu trabajo. Es solo la forma en que el jefe se comunica, por horrible que sea intenta no tomar los comentarios personalmente. En cambio, se positivo y concéntrate en hacer lo mejor que puedas. Recuerda, deseas conservar tu trabajo y causar una buena impresión en los demás colaboradores de la empresa. Por lo tanto, también debes evitar vengarte trabajando más despacio o agarrando tantos días personales como sea posible.

3. Identificar lo que provoca al jefe

Trata de notar lo que realmente molesta a tu jefe. Por ejemplo, si se pone furioso cuando llegas 2 minutos tarde a una reunión, prepárate para estar en la sala de reuniones 5 minutos antes de la hora de inicio. Si puedes evitar los desencadenantes, puedes escaparte de un ataque de ira de tu jefe.

4. Busca ayuda

Si tienes dificultades para comunicarte con otro miembro de la familia en la empresa, ¡no dudes, busca ayuda! Utiliza los servicios de un mediador familiar profesional con especialización en empresas familiares.

Una dictadura puede crear un ambiente tóxico que resulta en el desgaste de los empleados. De hecho, 1 de cada 2 empleados ha renunciado a un trabajo para escapar de un jefe malo. Esa no es una buena noticia para la empresa. Para minimizar los efectos negativos de un jefe dictatorial, contrata a un consultor (que sea mediador como yo) que sea un experto en empresas familiares. Con la experiencia adecuada, puedes abordar los problemas dentro de la familia y la empresa y avanzar de manera positiva.

Trabajar con un jefe dictatorial nunca es fácil. Pero, con las estrategias y los enfoques correctos, puedes sobrevivir a su reino e incluso ayudar a tu jefe a optar por estilos de gestión más saludables.

Elaine King es una Certified Financial PlannerTM y mediadora de familias de la corte suprema de Florida con amplia experiencia trabajando con empresas familiares. Conéctate con ella en Facebook, Youtube, Instagram y Twitter.

4531 Ponce de León STE #200
Coral Gables. FL 33146, USA.
Elaine King - Family and Money Matters™ 2021
chevron-down-circle